Ahora que nos contamos

Vivimos un momento único para el cuento. La blogosfera nos acerca y cada vez somos más los que participamos en esta vorágine de lecturas. Nos leemos y comentamos. Aquí encontraras textos para la reflexión y mentiras, muchas mentiras adornadas de realidad...

También he querido hacer mi pequeño homenaje a esos autores a los que tanto debemos, su influencia pesa sobre nosotros y nos hace crecer.

Puedes participar con tus comentarios si lo deseas porque, ahora que nos contamos tantos cuentos..., es el momento.

Espero que el resultado valga la pena y que te sientas a gusto entre estas páginas.

18/8/11

Despertar

Arropada entre las sábanas, mecida por la suave claridad que a estas horas se cuela por mi ventana y me deja el regusto dulce de los primeros rayos de sol débiles todavía. En estas horas de mi despertar, rezagada intento cerrar de nuevo los ojos para prolongar un poco más ese sueño que aún no me ha abandonado y que ronda por mi frente zalamero. Remolona me entrego a él y me deleito a sus últimos besos de dulce sabor. Poco a poco se aleja de mí, me cuesta dejarlo  y perezosa abro los ojos intentando acostumbrarlos a la claridad, la luz es luminosa y un rayo cargado de millares de partículas diminutas atraviesa mi habitación. Me gusta pasar la mano por él intentando inútilmente captar las pequeñas partículas. Siento el calor de la mañana y la lejanía ya de mis sueños. El nuevo día ha comenzado.