Ahora que nos contamos

Vivimos un momento único para el cuento. La blogosfera nos acerca y cada vez somos más los que participamos en esta vorágine de lecturas. Nos leemos y comentamos. Aquí encontraras textos para la reflexión y mentiras, muchas mentiras adornadas de realidad...

También he querido hacer mi pequeño homenaje a esos autores a los que tanto debemos, su influencia pesa sobre nosotros y nos hace crecer.

Puedes participar con tus comentarios si lo deseas porque, ahora que nos contamos tantos cuentos..., es el momento.

Espero que el resultado valga la pena y que te sientas a gusto entre estas páginas.

14/12/15

La viuda



Rigurosamente vestida de negro ocupaba el puesto que le pertenecía, era la viuda. Su figura alta y delgada, embutida en un ajustado vestido sastre, mostraba sus curvas sin pudor y sus gafas de pasta ocultaban buena parte de su rostro. Desde unos tacones de vértigo miraba a los presentes con aire de superioridad mientras balanceaba su sedosa melena rubia. Su matrimonio había durado poco más de un año, en fin, era algo con lo que contaba al haberse casado con un octogenario. 

 —¡Señora! 

Un golpe de voz seco la trajo de vuelta a la realidad.

 —El señor acaba de llegar.

Imagen: Reinfried Marass
Se envolvió el cuerpo con un amplio pareo lamentándose, una vez más,  de que hubiera sido un sueño.