Ahora que nos contamos

Vivimos un momento único para el cuento. La blogosfera nos acerca y cada vez somos más los que participamos en esta vorágine de lecturas. Nos leemos y comentamos. Aquí encontraras textos para la reflexión y mentiras, muchas mentiras adornadas de realidad...

También he querido hacer mi pequeño homenaje a esos autores a los que tanto debemos, su influencia pesa sobre nosotros y nos hace crecer.

Puedes participar con tus comentarios si lo deseas porque, ahora que nos contamos tantos cuentos..., es el momento.

Espero que el resultado valga la pena y que te sientas a gusto entre estas páginas.

AUTORES DE CUENTO

Gustavo Adolfo Bécquer




Bécquer es el máximo representante de la última etapa del Romanticismo. Nació y vivió en Sevilla hasta los dieciocho años que se fue a Madrid en busca de su sueño, convertirse en escritor. Encontramos la huella de su Sevilla natal en mucha de su obra. El amor es el tema más importante en su obra poética y en gran parte de su narrativa. Un amor inquietante, perturbador, pero tremendamente necesario.
 En vida es poco conocido como poeta ya que fueron muy pocas las poesías que se publicaron. Su labor, dedicada en gran medida al periodismo, le otorga un mayor patrimonio de obra en prosa. Pero Bécquer es ante todo poeta, es así como se siente y prueba de ello es que se hace llamar literato y no periodista. Hoy se le conoce especialmente por sus poemas, llamados por él, rimas. Su colección de leyendas son una serie de cuentos poéticos, tan cercanos a la poesía que podríamos decir que son el preludio de los llamados poemas en prosa. 




Chéjov  

 

Antón Pávlovich Chéjov. Este escritor ruso de finales del siglo XIX es una figura indiscutible dentro del cuento literario.
Comenzó a escribir cuentos para poder a ayudar económicamente a su familia y pese a la precaria situación económica por la que pasaban logró acabar sus estudios de medicina. Con sus primeros cuentos, Chéjov  pronto adquirió una gran notoriedad. También escribió algunas obras dramaturgas, pero es en su calidad como narrador de relatos donde sobresale de manera indiscutible. Entre sus cuentos realistas, de aparente simplicidad, figuran toda clase de personajes. Su narrativa es tan irónica como dramática, hace uso del monólogo y carece de moralina. Sus relatos muestras las vidas cotidianas cercanas a él, sucesos sin mayor importancia que pueden suceder en cualquier época, se trata por ello de acontecimientos atemporales. Chéjov sabe de lo que habla, conoce esas vidas que muestra de manera breve según su criterio. La brevedad la trabaja con maestría. Juega con el lector, le muestra unos cuentos con finales abiertos en los que es el lector es quien debe llenarlos con su subjetividad. Se aleja de los convencionalismos. Sus narraciones son amenas, ligeras, en ellas dota a sus personajes de vida de manera sublime. Son sus relatos por todo ello,  pequeñas obras de arte. 


Edgar Alan Poe



Autor estadounidense de principios del siglo XVIII. Comenzó escribiendo poemas, más tarde como redactor en un periódico aparecieron sus primeros textos.
Se trata de un escritor mundialmente reconocido por sus relatos en los que destacan los de terror, como El gato negro, donde a partir de una historia realista surge un elemento que trastoca toda la narración y la sumerge en un ambiente sobrenatural.
También podemos decir que con él nace el relato detectivesco. Sus cuentos protagonizados por Augusto Dupin, Los crímenes de la calle Morgue, El misterio de Marie Rogêt y La carta robada, marcan las bases del género de la literatura policiaca.
En algunas de sus narraciones se ha podido ver un acercamiento a la literatura de ciencia ficción.
Pero lo más destacado de Poe es lo que consiguió a través de su obra en relación con el cuento en general. Logró dotarlo de  dignidad y mostró la importancia que posee, lo alejó de su sumisión a la novela y le dio una función única por el alto poder de expresividad que posee. Por todo ello hizo de él un género con unas características singulares lo que hace que hoy en día sea valorado y reconocido.